martes, 9 de diciembre de 2008

Cuento de Navidad


Era 24 de Diciembre

Era 24 de Diciembre, Juan se dirigía a su O.N.G. para ingresar un cheque que había recaudado para los más necesitados.
Por el camino se encontró con un gran ambiente navideño: Papá Noel, niños cantando villancicos… pero lo que más le atrajo su atención fue un belén viviente. Era precioso, había pastores cuidando de sus ovejas, un alfarero, un herrero, el panadero, pero sin duda lo más espectacular era el portal y los Reyes Magos acercándose a él. Estaban tan ensimismado que no se dio cuenta de que llegaba tarde y salió corriendo.
Llegó a la O.N.G. y se dio cuenta de que había perdido el cheque. Confuso y disgustado volvió sobre sus pasos, no encontraba el cheque por ningún lado. Desesperado miró hacia el portal del Belén que había visto antes. De pronto la estrella se iluminó intensamente, parecía querer llamar su atención. Juan se acercó a la llamada de San José y le devolvió el cheque perdido. A Juan se le iluminó la cara de alegría y felicidad sabiendo que podían regresar a la O.N.G. y entregarlo para que esa noche los más necesitados también disfrutaran.

Javier Alfonso

No hay comentarios: