lunes, 16 de marzo de 2009

El abeto y los gorriones


En un cuento de Andersen, un abeto siente curiosidad por connocer el mundo más allá de la montaña. Los gorriones le cuentan que los abetos que desaparecen de las montaña van a la ciudad para alegrar la Navidad...


ELENA ha imaginado esa conversación y ha escrito lo siguiente:


Había una vez un pequeño abeto que quería saber lo que se escondía detrás de la montaña que tenía en frente. Así pasaron los días y el abeto estaba triste porque quería saber lo que se escondía detrás.
Un día a mediados de diciembre, aparecieron los gorriones que eran muy amigos del abeto. Éstos lo vieron triste y le preguntaron qué le pasaba. El abeto les dijo que sentía curiosidad por ver lo que había detrás de la montañas. Los gorriones le dijeron que detrás de la montaña había una gran ciudad donde se estaba celebrando la Navidad. También le contaron que las personas, cada Navidad cortaban abetos como el suyo y lo llevaban a casa para adornarlo con bolas, espumillón, estrellas...
A la mañana siguiente, un cazador que pasaba por allí se le ocurrió cortar el abeto para su casa. Éste se puso muy contento porque sabía qué iban a hacer con él.
El abeto vivió una Feliz Navidad en la casa de esos señores (que eran muy amables) y ya supo por fin, lo que había detrás de la montaña.

No hay comentarios: